top of page

Leonardo Padura: “En Cuba estamos viviendo un nuevo período de escasez”

Actualizado: 22 sept 2021

A través de una videoentrevista en el marco de la versión digital del Hay Festival Colombia, el escritor cubano habló de cómo ha sido el proceso de escritura, publicación y lanzamiento de su nueva novela: Como polvo en el viento; también expresó la preocupante situación que viven los cubanos ante las actuales carencias y racionamientos de alimentos básicos.





Aunque Leonardo Padura admite no arrepentirse de haber promocionado su más reciente novela a través de la virtualidad, el escritor cubano reconoce que extraña el contacto con sus lectores.


Son muchos los desafíos que está enfrentando el escritor cubano Leonardo Padura con su nueva novela Como polvo en el viento. “Todo ha sido diferente con este libro. Son nuevos tiempos y hay que adaptarse a la virtualidad y reformulación de actividades de promoción a las que vengo acostumbrado”. Padura se muestra complacido ante todos los halagos que a diario recibe, aunque no deja de expresar que espera poder encontrarse muy pronto con sus lectores: “Es que extraño demasiado el contacto personal. Claro, tengo que reconocer que he podido asistir a muchos lugares que de otra manera no podría hacerlo, pero admito que no deja de ser doloroso para mí no estar presente en los festivales de libros”.


¿En algún momento ha pensado que quizá debió esperar más tiempo para promocionar la novela de forma presencial?


No, para nada. Lo único es que me ha tocado reformular las actividades que implican siempre el lanzamiento de un libro. De esta manera virtual, no he parado de trabajar; pero extraño la delicia de escuchar personalmente las experiencias de las lecturas que hacen de mis libros. El año pasado en el lanzamiento de la reedición que hicimos de Los rostros de la salsa asistieron 1.200 personas en Cartagena, y eso es muy significativo y emocionante. Me encontré con gente de todas partes del mundo. Mire que tengo lectoras y amigas dominicanas que son fieles asistentes al Hay Festival de Cartagena y cada vez que me encuentro con estas mujeres me llenan de alegría. Debo decir que las mujeres son las mejores lectoras que existen en el mundo, de eso no cabe ninguna duda.


A propósito de mujeres, la novela tiene entre sus protagonistas a tres personajes femeninos. A veces parece que la novela estuviera escrita por otra mujer.


Voy a enumerarle varias dificultades que tuve. Primeramente, el paso del tiempo. Tenía que recorrer un espacio de veinticinco años en la vida de unos personajes y en la narrativa una de las cosas más difíciles es hacer correr el tiempo. Es un recurso que debe hacerse con mucho cuidado para que funcione. Otro problema era la estructura que le iba a dar a la historia para que tuviera una visión panorámica con distintos personajes, distintos momentos y distintas psicologías. Pero, sin duda, el mayor desafío era narrar desde el punto de vista de las mujeres. Fue todo un reto meterme en el interior de Clara, Elisa y Adela, tres personajes femeninos completamente diferentes, a pesar de que tienen una cantidad enorme de confluencias. Ellas expresan la realidad del exilio desde la distancia, la pertenencia, el conocimiento y el estudio. Así que ya se imaginará lo que las sufrí. Tenían que ser muy reales, no podían ser entelequias que representaran conceptos. Al darles vida, me pasaron cosas bien curiosas. Sentía que faltaba algo, no sabía qué cosa era y en una de esas reescrituras del segundo capítulo me dije: “Coño, pero aquí está pasando algo entre Clara y Elisa”. No voy adelantar más, los lectores que ya la han leído van a saber qué cosa es y los que no tendrán que buscar qué es lo que pasa. Solo les cuento que es un elemento muy especial entre estas dos mujeres, muy mujeres, que tienen comportamientos muy reveladores del alma femenina en todas sus manifestaciones.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


logo chaza.png
  • Whatsapp
  • X
  • Instagram
bottom of page