top of page

Pilar Quintana: Me interesa el “interior salvaje” que todos tenemos

Actualizado: 2 mar 2022






Por Karina Medina Pino


“Qué tiene que pasar en mi vida para que yo me convierta en asesina. Esa es la pregunta que traté de responder con Damaris, en La perra. Y en Los abismos me pregunté qué tiene que pasar en mi vida para que yo sea tan infeliz hasta el punto de que no querer vivir. A mí me interesa el origen del conflicto del ser humano”: Esto dice Pilar Quintana, al preguntarle sobre los temas que más explora en sus dos recientes novelas, y con las que se encuentra en el podio de los literatos más leídos y respetados del país.

“Creo que en todos nosotros habita un monstruo”. Continúa explicándome con una mirada penetrante y atenta que, a ratos, da la sensación de que, es inherente en ella el querer ver y escudriñar lo interior de las personas. Pero su mirada no intimida. Al contrario, transmite confianza y, a la par de sus palabras, expresa con los ojos sus certezas y convicciones.

En esta entrevista, la autora caleña, nos descubre su vocación irremediable de contar lo que no se debe contar. Ahí, en lo que no se debe decir es donde se ubica como escritora.


En sus dos últimas novelas ha explorado lo que ocurre “de puertas para adentro” con las parejas y familias. Usted puede retratar perfectamente que los hogares pueden ser ámbitos de amor y complicidad pero también de odio y rencor

Mira, ahora que han traducido mis novelas, en el exterior me han preguntado que por qué yo no abordo el tema de la violencia colombiana. Yo creo que ya hay autores que lo están haciendo bien, y que están interesados en narrar “el afuera”. Pero yo sí estoy narrando la violencia colombiana. Tal vez no hablo de la más visible y sangrienta, pero sí del origen de esa violencia, que es la que está en la casa, la más silenciosa. Esa es la que me interesa, esa que mucha gente ni siquiera considera que es violencia. Me interesa porque yo creo que ahí está el origen de toda la violencia. Los países en guerra tendemos a deshumanizar al otro, creemos que el enemigo es un monstruo y por eso hay que matarlo. Y, lo cierto es que en todos nosotros habita el monstruo. Ese “otro” también está en nosotros. A mí me gusta mirar hacia adentro y descubrir mi propio monstruo.

Sí, ese es otro tema que está en ambas novelas. En La perra, nadie puede imaginarse lo que fue capaz de hacerle Damaris a su macota. Su protagonista es un personaje de ficción pero en la vida real vemos otros casos todavía más impactantes y espeluznantes como fue el asesinato del estilista y su mamá por parte de su propio hermano. ¿Cuál es su opinión frente a esta tragedia familiar?

Yo no quisiera hablar de eso, porque todo lo que diga es especulación. Es una noticia súper triste. Creo que ya se ha escrito mucho sobre ese tema. Vemos a ese hermano como un monstruo. Y todos podemos estar seguros de que no somos como él. Pero mi pregunta es qué tiene que pasar en mi vida para que yo me convierta en asesina. Esa es la pregunta que traté de responder con Damaris, en La perra. Y en Los abismos me pregunté qué tiene que pasar en mi vida para que yo sea tan infeliz, hasta el punto de no querer vivir. Me interesa mucho eso. Creo que el asesino potencial no es “el otro”; no es el guerrillero, ni el paramilitar ni el militar. Tampoco lo es el hermano malo asesino, porque puedo ser yo dada ciertas circunstancias. Creo que dentro de nosotros habita un asesino potencial.

En lo profundo de un asesino siempre hay un dolor, hay un resentimiento, hay un trauma…

Sabes qué es lo que hay. Hay solamente un ser humano como vos y como yo.

Mejor pasemos a otros de los temas que le conciernen, y es el de la sexualidad femenina. Las mujeres de sus novelas se muestran deseosas, sin ningún tipo de tabú dejan ver su intimidad

Es que me parece que hay una distancia en lo que se dice y en lo que sentimos las mujeres de verdad. Yo soy una mujer deseante y no creo que sea la única mujer en el mundo que desea. Así que por eso me interesa indagar mucho en esos temas en los que yo veo distancia entre el imaginario y en lo que de verdad sentimos. Indago de forma obsesiva en esos temas en los que un día me dijeron: de eso no se habla, eso no está bien visto. Eso no lo siente una mujer, eso no lo siente una mamá. Una mamá que hace eso es una mala madre, uno se calla eso y no se lo cuenta a nadie. Para mí, ahí está la literatura. Ahí fue donde yo me ubiqué como escritora.

Cómo analiza su proceso como escritora desde su primera publicación hasta hoy. Cómo se llega a ser una autora exitosa, reconocida y premiada. Cuál es ese camino para llegar en donde está ahora?


Yo he escrito toda mi vida. Como James que empezó a jugar fútbol siendo súper niño y ahora es un jugador profesional en un equipo importante. Así lo siento, que comencé a entrenar desde los siete años en la escritura. Y escribí y escribí. Toda la universidad me la pasé escribiendo, y en mis primeros trabajos también. Hasta que escribí mi primera novela. He dedicado mi vida a la escritura. Claro, también pienso que hay mucho de estar en el momento y lugar indicado. Mucho de ser mujer en un momento en que empieza a valorarse un poco la escritura de las mujeres. Creo en la constancia, dedicación y también en la suerte.

Qué situaciones la inspiran. Cuándo dice: uf, aquí hay buena tela pa´ cortar. De aquí seguro sale una novela

Tengo millones de ideas de esas en la que he dicho: Huy, acá hay una novela y las voy anotado en mi libreta. Pero el 99.9 por ciento terminan en la basura. De repente hay una de esas que la paso a otra libreta, y termino trabajándola en el computador. Pero, no sé qué produce la magia de que una idea haga todo ese recorrido exitoso y llegue a publicarse. También hay muchas ideas que he trabajado por años y al final fracasan.

Cuál es su mirada actual de la pandemia, ya se vacunó, cuántas dosis tiene, va a vacunar a su niño?

Claro, yo creo en la ciencia y en la Organización Mundial de la Salud, que es falible, y se ha equivocado un montón. Pero, sin duda, creo en la ciencia Por eso, estoy vacunada. Inicialmente me puse la Janssen, que era una sola dosis, pero ya me puse el refuerzo. Y mi hijo también ya está vacunado.

Y qué opina de las personas que dicen: bueno, yo sí me vacuno pero mi hijo no, porque está muy pequeño.

Me asombra ese fenómeno actual de los anti vacunas. Los médicos y los científicos han dedicado su vida a la investigación. Así que confío en el criterio de un médico y en el de la ciencia. Cómo una persona del común, un plomero, un ingeniero, escritor, qué se yo, puede creer que sabe más porque ha investigado en Google.

Una última pregunta, para dónde cree que va el país?

Qué panorama tan difícil. No soy muy opinadora en ese tema, más bien soy espectadora.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


logo chaza.png
  • Whatsapp
  • X
  • Instagram
bottom of page