top of page

Historia de amor entre un periodista y su trombón



Por Karina Medina Pino



El periodista John Zamora acaba de publicar su primer libro Siete lecciones de trombón y una pandemia, que bien pudiera definirse como una compilación de recuerdos, reflexiones, anécdotas y, claro, también de lecciones y todo tipo de experiencias y aprendizajes de una de sus más grandes pasiones: el trombón.

Y más que lecciones, podríamos decir que Zamora “nos da cátedra pura” en un tono narrativo que de entrada atrapa al lector y lo lleva “en su salsa” y entusiasmo hasta el final de la sonora tanda de capítulos.

El libro empieza con remembranzas de la niñez del autor buscando descubrir él mismo cómo y de dónde viene esa seducción por el trombón. “Ahora que lo examino, concluyo que fui una efectiva esponja que me impregné de los sonidos que llevaba mi papá a casa… “Cualquiera que nos haya conocido en esa feliz época podrá atestiguar que la casa de los Zamora en el Pie de la Popa sonaba a Gran Combo. Así como hay lugares que “huelen” a algo, nuestro hogar “sonaba” a Mulatos del sabor, con su formato de trompetas, saxofones y óigase bien… a un trombón”.

Sin duda, el sonido de ese instrumento quedó instalado en sus neuronas y en todo su ser. Tan cierto que todo lo que Zamora nos cuenta sobre sus vivencias con el trombón lo relaciona con su vida personal y profesional: “El primer beso, ¡Ah… el primer beso! Así, suspirando, empieza el segundo capítulo en donde describe el estremecimiento que sentimos todos con el anhelado primer beso. Tal cual, Zamora se despliega describiendo su primera vez con el trombón. “La boca se hacía agua mientras lo desenfundaba y armaba, y una ansiedad incontenible precipitó el primer encuentro labios-boquilla…” “Esa unión labios-boquilla es un matrimonio que siempre, pero siempre, tiene que ser feliz, pue si llegare crisis conyugal habrá desastre musical”.


Asimismo, nos cuenta anécdotas periodísticas, entregando generosos conocimientos de su profesión. “Las jornadas diarias de escritura agudizan y profundizan la pluma, la hacen más dúctil y cuando llega el momento de titular, el resultado es la honesta correspondencia entre lo titulado y lo informado... "Tal cual como en la práctica y ensayo permanente del trombonista para que se vean mejores resultados".


¿Y la pandemia qué pitos toca en esta historia? Pues bien, el periodista aprovechó este tiempo para recibir clases virtuales gratuitas de dos afamados maestros del trombón: Francisco Javier Yera Jiménez y Vadimir Peña, uno español y otro venezolano, quienes, en gran manera, aportaron y enriquecieron su pasión por el instrumento. Precisamente, esas lecciones son el punto de partida para dejar por escrito todas estas memorias musicales y periodísticas. Al final del libro se incluyen dos sentidas cartas de agradecimiento que les escribe Zamora a los prestigiosos maestros.


En Siete lecciones de trombón y una pandemia se asiste a siete entretenidos y sonoros capítulos cargados del entusiasmo del periodista y del placer de disfrutar de buena música. Al final, el lector -como quien escribe esta reseña- termina con la sensación de tener oídos nuevos, y de una sale a googlear la música y a los músicos que John Zamora menciona en su libro. Así que hasta aquí llega la reseña, imposible no pararse a bailar La murga de Panamá. !Vaya, qué sabrosura!



42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
logo chaza.png
bottom of page